28/3/10

Gigview: Gandhi + Fito Páez en La Sabana



Más y más alabanzas para los defensores del rock nacional

Gandhi y Fito Paéz son dos nombres que cualquier "amante" del rock en Costa Rica tiene que conocer. Lo cual lógicamente atrajo a más de 20 000 personas a La Sabana el sábado 28 de marzo, según tengo entendido. Mi hora de llegada no fue particularmente temprana, ni particularmente tardía lo cual me permitió disfrutar del concierto de manera visual y auditiva de forma aceptable.

Ahora para llegar al punto, Gandhi + Fito Páez es una combinación más que interesante. Hay muchas razones para odiarlos a ambos, pero también muchas para amar a Fito Páez y pocas para amar a Gandhi. Empezando con Gandhi, el primer aspecto interesante es escuchar y ver a Luis Montalbert Smith en el escenario. Su estilo de cantar parece ser una especie de adición extraña de estilos de vocalistas mexicanos y argentinos noventeros, lo cual crea ese extraño acento que usan muchos grupos ticos a la hora de cantar. Ese acento del rock tico que uno escucha toda la semana durante los conciertos de bienvenida de la UCR o en 979 cuando pasan a grupos de Costa Rica. Por eso, Gandhi es uno de los principales culpables de la increíble uniformidad en la propuesta de rock nacional (no el único por supuesto). Esto es comprensible con solo ver el desenvolvimiento de Montalbert en el escenario: ondula la bandera tica varias veces, dedica una pequeña frase sobre la importancia del rock nacional, sobre la gente que los defendió para que tuvieran todo el escenario, y Miranda ofrece su versión del himno nacional en guitarra. Este grupo se esfuerza demasiado por ser una especie de líder del rock nacional, y bueno viendo la trayectoria es un poco comprensible, pero en fin que interés tiene ser el líder de un número de grupos que hacen una versión mala de lo que ellos ya hacen. Es cuestión de sintonizar un programa de radio sobre rock nacional, para darse cuenta de la uniformidad de la propuesta. Por supuesto las palabras de admiración les llueven al día siguiente en los diarios del país. Pero ¿simplemente porque tocaron en La Sabana frente a 20 000 personas y que había suficiente gente que conocía algunas canciones y aplaudía para hacer creer que dieron una buena presentación?
La impresión general que me dió Gandhi, fue la de asistir a otro mediocre concierto de un grupo popular. Básicamente, una infinidad de típicas canciones rock con su estructura verso, coro, solo, en el cual Miranda aprovecha para demostrar que es bueno técnicamente con la guitarra. Lo único resaltable fueron los primeros minutos en los que tocaron Un Día Triste de Marzo, única canción del repertorio con un sonido diferente e íntimo llegando casi a electrónico, y también Arigato que tiene un buen riff de guitarra que se combina bien con el coro y sus letras aceptables. Eso es lo que fue Gandhi: una hora de canciones de rock inspiradas por grupos gringos noventeros y cantadas con el acento rock tico/latino y promocionadas como la gran presencia de Costa Rica en su propio festival internacional, del cual todos supuestamente deberíamos de estar orgullosos por el hecho de que es un grupo tico.

Ahora llegando a Fito Páez, el más que conocido "cantautor" argentino, lo que vimos fue un repertorio comprendido de unas pocas canciones del nuevo disco rodeadas por todos sus clásicos. Simplemente un concierto muy parecido al de hace unos años en el Mélico Salazar y al de hace año y resto en Torre Gecko, aparte que éste último era el tipo en su piano. Pero al fin, es un poco siempre lo mismo lo que viene a ofrecer Fito, y la verdad se entiende de un artista que lleva tantos años sacando éxitos. Tiene que buscar complacer a la gran mayoría del público que viene a escuchar las canciones que conoce, y así son los espectáculos que proponen los músicos que pueden atraer a más de 20 000 personas. Y muchas son muy buenas canciones: algunas como Al Lado del Camino y Tumbas de la Gloria de verdad ocupan un lugar importante en mi, y otras como El Diablo de Tu Corazón y Ciudad de Pobres Corazones son para cantar a todo pulmón. Así que bueno, en momentos como éste hay que reconocer que Fito Páez nos ha dado muy buenas canciones en todos estos años y verlo repasar muchas de ellas fue algo bueno. Creo que era lo que absolutamente todos esperábamos, así que no puedo decir que haya salido decepcionado, pero tampoco salí eufórico.
Sin embargo también es interesante ver el estilo con el que canta Fito y comparar con los demás cantautores o trovadores del país. Es un estilo que ha sido imitado excesivamente en este país y es que es imposible ir a un concierto que se promociona como trova o cantautor, sin que haya altas posibilidades de que vayamos a escuchar a alguien que ha copiado mucho de Fito. Los dos artistas que se presentaron en La Sabana, en realidad están presentes en una cantidad increíble de conciertos en el país. Ésto demuestra ciertamente que han tenido mucha influencia en la escena tica, pero es más una crítica al rock nacional y a su falta de originalidad. Es difícil encontrar algún grupo que esté haciendo algo diferente a lo que hicieron los grupos más populares de los 80's, 90's y principios de los 00's y esto lo prueba también los "grandes" conciertos que nos están trayendo estos años: Metallica, Iron Maiden, Guns 'N Roses, Aerosmith, KoRn..... Como puede el rock popular de un país ser original y novedoso si éstos son sus artistas de referencia. Por supuesto, hay buenos grupos en Costa Rica pero no puedo decir que los que considero como tales sean precisamente populares.
En fin, este artículo espero que sea el primero de muchos que escriba en este blog. La razón por la cual empecé con este doble concierto es circunstancial y totalmente independiente de mi deseo de escribir sobre música. Pero al mismo tiempo es importante ya que me da hambre de buscar más buena música local, sé que la hay y voy a escribir sobre ella.

- Pierre Lestruhaut

No hay comentarios:

Publicar un comentario