24/12/10

Girl Talk - All Day


“I always used to encourage everyone I met to make art [...] I don't really do that so much anymore.” - Banksy


Probablemente la infinidad de lectores que frecuentan diariamente éste blog ya se imaginan que aquí hay una especie de obsesión con respecto a todo lo que hace Girl Talk, y probablemente saben que pienso que Girl Talk es una basura.
En realidad no es que tenga nada contra el mashup (o pop bastardo como traduce Wikipedia) como género de música o expresión artística. La idea de juntar porciones de piezas preexistentes para crear algo nuevo, ha dado nacimiento a muchos de mis trabajos musicales favoritos, desde Paul’s Boutique a Since I Left You, y en todos éstos siempre hay algo totalmente convincente en la forma de usar samples. No sólo para crear algo nuevo, totalmente diferente de lo que ya existe, pero en como el sample tiene una función muy distinta a la que tenía originalmente. Como por ejemplo utilizar el “…just to watch him die” de Johnny Cash como punch line en “B-Boy Bouillabaisse”, o el infinitamente citado sample de Funkadelic en “Rill Rill” de Sleigh Bells. Uno sabe exactamente de donde vino el sample pero jamás se imaginó que alguien le daría una función musical tan original.
Por su parte Girl Talk, no hace absolutamente nada interesante ni original con los samples, solamente lo mismo que ha venido haciendo desde su primer álbum: traslapar hooks reconocibles de canciones pop, a veces con el flow de algún rapero cualquiera que se encontró en su colección, y repetir la fórmula hasta el aburrimiento extremo. Si se toma como ejemplo, en su último disco All Day, la pieza “Let it Out”, se escucha una serie de samples instantaneámente reconocibles: “Tenderness” de General Public, “Mr. Blue Sky” de Electric Light Orchestra, “Liquid Swords” de GZA, “Loser” de Beck, “Mr. Big Stuff” de Jean Knight (infinitamente mejor utilizada en…. Paul’s Boutique) y “Waiting Room” de Fugazi, acompañados desde Jay-Z hasta Wale y Rihanna. La canción es apenas disfrutable salvada únicamente por el hecho de que tiene muy buenos hooks. Como si no supieramos lo bueno que es el beat de “Liquid Swords” o los riffs de “Loser” y “Waiting Room”, y si quieren agregarle a Rihanna encima, pues porque no probablemente cualquier otra cantante no se oiría muy mal con Fugazi de acompañamiento. Esa es la primera función interesante de un disco de Girl Talk, recordarnos lo buena que es la música que hizo otra gente que NO es Girl Talk. Incluso hay fans que compilaron una lista de todos los samples utilizados en el disco, y que se puede encontrar aquí, y que ha sido de mucha utilidad para reconocer los samples desconocidos, y me ha permitido descubrir alguna que otra buena canción que no conocía. Así, éste disco tiene su segunda función interesante, que es el poder descubrir buena música que NO hizo Girl Talk.
Una paralela que se puede hacer entre Girl Talk y el mundo del arte visual es a través del documental Exit Through the Gift Shop y su personaje central, el artista Mr. Brainwash o MBW, nacido Thierry Guetta. La opinión general considera que todo el documental es en sí una gran broma montada por Banksy para demostrar como un artista desconocido con un trabajo poco interesante y hecho sin mucha reflexión, puede con una gran campaña de promoción y mucha mucha “hype” tener un enorme éxito y hacerse un nombre en el mundo del arte. Sin embargo vamos a asumir que el documental es 100 % real, como dice el propio Banksy (¿cómo no va a ser así?), y que Mr. Brainwash no es un personaje creado por Banksy, pero de verdad Thierry Guetta intentando montar su propia exposición. De cualquier manera el problema que plantea el documental es el mismo: cualquier pelele con mucha hype y muchos contactos puede tener éxito en el mundo del arte.
Ahora es cierto que Girl Talk se ha venido construyendo su reputación de abajo hacia arriba, contrariamente a MBW, pero el trabajo que hace MBW es alarmantemente parecido a lo que realiza Girl Talk. Se trata de tomar imágenes históricas, la gran mayoría protegidas por derechos de autor, y realizar ciertas modificaciones en referencia directa a otras obras o a cualquier idea aleatoria que se le haya ocurrido. Es básicamente el mismo concepto de Girl Talk de unir canciones populares aplicado al arte visual. O como lo define el propio Banksy en dos frases del documental:

“There's no one like Thierry, even though his art looks like everyone else's”.
“Warhol made a statement by repeating icons until they became meaningless, but he was extremely iconic in the way he did it. Thierry really... made them meaningless”.

Es como comparar Since I Left You y All Day. The Avalanches tenían la cantidad más exorbitante de samples que uno pudiera imaginar, pero eran capaces en la excesiva yuxtaposición de samples crear su propio paisaje sónico como nadie nunca lo había hecho, a través de un verdadero disco que no celebraba los samples por ellos mismos, pero en un universo totalmente nuevo, el universo de The Avalanches. En cambio Girl Talk convierte a sus samples, en samples sin mucho sentido, “meaningless” como dice Bansky sobre MBW. No hay mucha diferencia entre escuchar la música y leer en internet los samples utilizados por girl Talk: “Hey Ladies” con “Lust for Life”, “Shutterbug” con “Sour Times”, Ol’ Dirty Bastard con “Creep”… Sí, eso es básicamente lo que se escucha, y no es muy difícil imaginarse como sonaría sin haberlo escuchado antes.
Por supuesto todos sabemos que Girl Talk tiene sus defensores, como el sorprendente 8.2 que tuvo All Day en Pitchfork, calificándolo de experiencia pop comunal y relato de la historia de la música pop. Pues sí Gregg Gillis es sin duda alguna un gran amante de la música con un vasto conocimiento de la música pop, pero es simplemente muy difícil de comprender que puede tener de disfrutable un revoltijo musical, más allá de la gente que se emociona al reconocer los samples obvios y piensan que es lo máximo que se le haya ocurrido poner juntos a Waka Flocka Flame y Mr. Oizo, seguidos de Birdman con Arcade Fire. A cualquiera se le pudo haber ocurrido tal cosa y si bien no se ve particularmente bien en el papel, a la hora de escucharlo suena verdaderamente horrible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario