19/2/11

Top 10: Escenas musicales de películas (2010)


Peor escena: cualquiera de Scott Pilgrim

Hacer una recolección de las mejores escenas musicales es probablemente de las pocas cosas realmente originales que hemos hecho en este blog. Poniendo a funcionar la memoria, recordamos que en los Gummy Awards 2009 de Stereogum hicieron un top 10 bajo la misma idea que también incluía series televisivas, pero el único medio "mainstream" en donde hayamos visto algo parecido es en los MTV Movie Awards con su serie de premios idiosincráticos como Mejor Beso, Mejor Pelea, Mejor Villano, entre otros, con ganadores siempre elegidos mayoritariamente por los adolescentes estadounienses.
Desafortunadamente, el premio "Best Musical Sequence" no duró mucho, solamente 3 años de 2000 a 2002, con un regreso en el 2005, justo para que ganara Napoleon Dynamite. Por ahí también hubo un premio a "Dance Sequence" y "Song from a Film" que tampoco duraron mucho, de todas formas entre la gran mayoría de canciones olvidables que podían aparecer, ocasionalmente había una nominación para alguno que otro clásico como la combinación imparable de Aaliyah y Timbaland que revolucionó el R&B, simplemente para perder contra Aerosmith.
Pero regresando a la categoría de "Musical Sequence", ahí por lo general sí podían aparecer nominados mucho más interesantes. Reconocieron por ejemplo a dos escenas que entraron en nuestro Top 10 de la década, la de Almost Famous y la de O Brother Where Art Thou?, entre otras memorables como Jack Black en High Fidelity, sin olvidar que la primera ganadora fue la histórica "Uncle Fucka" de South Park: Bigger, Longer & Uncut, de las pocas cosas que a uno le encantan cuando tiene 12 años o 21 años. Nos hubiese gustado que los MTV Movie Awards continuaran con la categoría, por lo menos para comparar con la nuestra y tener algún equivalente “mainstream” de nuestra lista. En éste caso simplemente se asume que habría ganado alguna escena de Twilight.
También hay que señalar que antes de empezar a ver películas bajo un ritmo endemoniado a finales del 2010 y principios de este año, no pensábamos en hacer un Top 10 de escenas musicales de películas porque no imaginábamos que fueran a haber diez escenas para compilar un Top 10 satsfactorio. Pero conforme aumentaba la cantidad de cintas que veíamos y continuaban apareciendo escenas interesantes, nos dimos cuenta que había más que suficiente calidad para hacer un Top 10.


10. Kick-Ass - "(Banana Splits) Tra La La Song"
(Dir. Matthew Vaughn)

La desmistificación del super héroe que guía el relato de Kick-Ass se ve claramente en sus dos personajes principales. Kick-Ass (el personaje) posee los principios y valores morales de un héroe pero no tiene ningún talento, mientras que Hit-Girl solamente presenta una sed de venganza sin misericordia pero también toda la capacidad para realmente patear traseros. Es esa especie de contradicción humorística, bajo la cual funciona toda la película, que se ve representada en la escena. Hit-Girl elimina a cada uno de sus enemigos presentes con la mayor sangre fría imaginable, al mismo tiempo que suena "Tra La La Song" de The Dickies, que uno se imaginaría más como soundtrack de un programa para niños que para una escena tan sangrienta.




9. Somewhere - "My Hero" / "1 Thing"
(Dir. Sofia Coppola)

A pesar de que Somewhere es una especie de Lost in Translation en versión padre e hija, menos interesante y con actores más limitados, Sofia Coppola siempre es capaz de capturar el aburrimiento de manera muy particular. En la primera escena de baile, la coreografía de las gemelas bordea lo absurdo y lo cómico, aún más con la reacción de su único espectador, sin mencionar el pésimo "hit" de Foo Fighters como música de fondo. Pero en la segunda, con "1 Thing" de Amerie la coreografía parece funcionar, ahora tienen de fondo uno de los mejores éxitos R&B de los últimos años y con eso Coppola es capaz de capturar toda la sensualidad de las gemelas, cautivando al público y también al personaje principal. Algo que Coppola también capturó muy bien con Kate Moss en el vídeo de "I Just Don't Know What to Do with Myself" de The White Stripes.




8. I Love You Phillip Morris - "Chances Are"
(Dir. Glenn Ficarra & John Requa)

Para ser una película sobre un estafador que se enamora de otro hombre en la cárcel, I Love You Phillip Morris se mantiene a la altura de un concepto tan intrigante, y explota las yuxtaposiciones cómico-románticas como pocas comedias románticas lo hacen. La escena del baile en la celda es una de las mejores de la cinta, representando de manera humorística y hasta elegante las complicaciones de enamorarse en prisión.




7. Fish Tank - "Life's a Bitch"
(Dir. Andrea Arnold)

No es ninguna coincidencia que Fish Tank termine con "Life's a Bitch", una de las mejores canciones del clásico Illmatic de Nas, aquel retrato fascinante de la complicada vida de un joven en Queensbridge. La película por su parte muestra la desafortunada vida de una joven en Essex, Inglaterra, en donde aparentemente si no se puede ser "b-girl", hay que ser "stripper", del mismo modo en que Nas vivió la dura realidad de que si no se puede rapero, hay que ser "dealer". Y con "Life's a Bitch", el personaje principal Mia nos ofrece su último baile, habiendo tomado conciencia de la dura realidad en la que vive, una historia que trasciende el tiempo y las fronteras.




6. Black Swan - "Nina's Dream"
(Dir. Darren Aronofsky)

El video de esta esta escena no está disponible en la red, pero se trata de la secuencia que abre la película, en la cual el personaje de Natalie Portman sueña que está interpretando el Lago de los Cisnes. Clint Mansell, compositor de la película, se puso a travesear el ballet de Chaikovski y lo adaptó a la visión perversa del director Darren Aronofsky. En la secuencia, al igual que en el resto de la película, la música se integra perfectamente con los efectos de sonido para crear una atmósfera que se sitúa en la frontera entre el sueño y la pesadilla. Aquí al menos se puede escuchar la pieza:




5. Les Amours Imaginaires - "Pass This On"
(Dir. Xavier Dolan)

Con tan sólo 20 años de edad, el quebequés Xavier Dolan ya va por su segundo largometraje. La trama de Les Amours Imaginaires se ve reflejada en esta secuencia, que nos muestra cómo la relación entre dos mejores amigos (un hombre gay y una mujer heterosexual) comienza a verse afectada cuando entra en sus vidas un hombre del cual ambos se enamoran (o creen enamorarse). Dolan consiguió adaptar perfectamente el calipso "Pass This On" del duo sueco The Knife a su obsesión por las secuencias en cámara lenta. La escena, además de reflejar la virtuosidad técnica y estética del director, es valiosa desde el punto de vista de la caracterización de los dos personajes principales, ya que nos permite observar el contraste en la manera en que cada uno idealiza al "hombre de sus sueños".




4. Dogtooth - "Anniversary Dance"
(Dir. Yorgos Lanthimos)

Entrar en cada detalle de la riqueza del humor negro que caracteriza a Dogtooth daría para realizar todo un ensayo a parte. Ésta escena en particular captura toda la inocencia de los niños-adultos y su falta de interacción con el mundo exterior mostrando de lo que son capaces cuando se lanzan en la creación artística: una coreografía absurda basada en escenas de baile de películas hollywoodenses, y acompañada por una repetitiva pieza de guitarra con la cual ninguna persona con un mínimo de sentido común haría el más mínimo baile. Sin embargo, al igual que el resto de la película, la escena camina una delgada línea entre lo cómico y lo patético, retratando el lado absurdo e incluso humorístico del trágico aislamiento de los tres personajes, así como la manipulación bajo la cual viven.




3. Blue Valentine - "You and Me"
(Dir. Derek Cianfrance)

La película Blue Valentine pone en escena la desintegración de un matrimonio de seis años, al mismo tiempo que nos muestra flashbacks que narran cómo nació esa relación entre los personajes interpretados por Ryan Gosling y Michelle Williams. Las dos escenas que escogimos aparecen cerca de inicio y del final de la película, respectivamente. La primera secuencia ocurre en la patética "habitación del futuro" de un motel, con los personajes bailando su canción preferida "You and Me", en un último intento fallido de salvar la relación. La segunda escena muestra el momento en que Ryan Gosling le hace escuchar por primera vez a Michelle Williams dicha canción. Hay un claro contraste en la ambientación de ambas secuencias, pero lo más interesante es la interacción entre los dos personajes, lenta y forzada en la primera escena, llena de entusiasmo y emoción en la segunda.
Como dato anecdótico, cabe señalar que la canción "You and Me" había sido grabada como un demo a inicios de los años 70 por el desconocido grupo Penny & the Quarters. El demo pasó rápidamente al olvido, pero su inclusión en Blue Valentine ha generado mucha curiosidad y un interés en identificar a los miembros de la desaparecida banda.





2. The Social Network - "In the Hall of the Mountain King"
(Dir. David Fincher)

Sin haber visto la película, esta secuencia no parecería tener absolutamente nada que ver con la creación de Facebook. Vista independientemente del resto del relato, es sin duda alguna una de las mejores escenas que vimos en todo el año, no sólo por el excelente uso de la pieza "In the Hall of the Mountain King" de Edvard Grieg, adaptada por Trent Reznor y Atticus Ross, sino también por cómo David Fincher captura de manera tan absorbente toda la intensidad y el dramatismo de la carrera. Pero además, vista en conjunto con el resto de la película, esta escena representa el momento decisivo en el cual los gemelos Winklevoss (alias "the Winklevi") deciden por fin demandar a Mark Zuckerberg, resaltando el aspecto de niños ricos privilegiados de su personalidad, con toda su incapacidad para soportar la derrota y la humillación. "Screw it. Let's gut the freakin' nerd".




1. I'm Still Here - "I'm Still Here"
(Dir. Casey Affleck)

Joaquin Phoenix y su fracasada carrera como rapero (que, como todo mundo se imaginaba, era en realidad una actuación como parte de un "prankumentary" de Casey Affleck) simplemente no podían quedarse fuera de tal lista. Ésta, su última actuación en vivo, es justamente el clímax de la película, el momento en el que mejor se aprecia cómo la carrera de Phoenix se había vuelto poco más que una broma, por cómo todos los asistentes filman la humillación pública con sus celulares listos para compartirla en Youtube y vivir más el momento cómico que apreciar la música.
Pero más allá del interesante concepto de cómo I'm Still Here desafió las reglas del "mockumentary" para inventar el "prankumentary", en escenas como ésta se puede apreciar la minuciosa dedicación que se le dio a la creación de tal personaje público, no sólo por los detalles de su comportamiento en el escenario, sino también por la capacidad de escribir una canción sutilmente hilarante, digna de los mejores años de Ricky Gervais, con versos como: "History perverted me, words can never harm me / Saying I'm the epitome of a fucking rap self-parody", o "Nevertheless I wish you the best and pray you get to Heaven / But more than likely you'll be burning with the Devil". Simplemente no se podía elegir otro género que el rap para construir de manera tan exitosa tal personaje.




- Pierre & Manuel Lestruhaut

No hay comentarios:

Publicar un comentario